Unos días en Picos de Europa

Publicado en por Nano


Una vez más, he petado.

Me han bastado un pocos días en Picos de Europa, supuestamente de vacaciones, para petar como un campeón. Claro, que el plan que nos tenía preparado Ignacio no era para menos. Rutas a pie y en bicicleta, con no demasiados kilómetros, pero un desnivel acumulado brutal.

Así que allí que nos fuimos, Dani "Ddream", Ignacio "Joaquín", Julio "Alexandros", Deivid, Ricardo "Zapatillas", Santi "Ajoblanco", Óscar "Ocarmeno", Pedro "Bijoux", Juan Carlos "JC"; por supuesto también Manolo "Manoloenduro" que llegó un par de días después, y desde el principio Luis y Jesús "Diesel" venidos respectivamente desde Ribaroja (Valencia) y Badalona (Barcelona).

Un montón de sitios que no conocía, un montón de parajes incomparables, de esos que se te quedan grabados para siempre en la retina, como el impresionante Naranjo de Bulnes... pero por encima de todo una gente extraordinaria, un grupo humano que ha logrado que todos desconectáramos y nos desestresáramos, que falta nos hacía.



No han faltado momentos de cierta tensión, como algún paso de montaña chungo, con un pelín de "muette" como el de este nevero, en el que yo me bloqueé un poquito.
Hemos sufrido andando horas y horas por desniveles alpinos, y hemos hecho también duras rutas con la mtb, aunque algunos como yo no hemos podido con todos los kilómetros, merced al cansancio acumulado en las patas.

Y es que jamás me han dolido tanto las piernas como en este viaje... había que vernos, parecíamos una panda de paralíticos impedidos de subir y/o bajar hasta el más pequeño bordillo de la acera. No os digo nada para subir las escaleras del hostal.

Pero bueno, una gozada... rutas de ensueño, pateos agotadores, playas increibles, fabada, y hasta unas piragüas que se nos fastidiaron a última hora. Pero como os he dicho, sobre todo, un buen rollo increible: risas, risas, y más risas.

Creo que, buscara cada uno lo que buscara, Ignacio ha logrado que disfrutáramos como enanos. Piedra, papel, tijera. Gracias Pater... digo... Joaquín... digo... gracias Ignacio. Nos vemos en la próxima.



PD: la Nano-furgo aguantó a la perfección, con reparaciones en el A/A sobre la marcha, guantera desmontable, incursión 4x4, etc...

Comentar este post